Encabezado eft
Día Internacional de los Pueblos Originarios

DIA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDIGENAS, 9 DE AGOSTO

 

Desde el 23 de diciembre de 1994 en todo el mundo se celebra el  9 de agosto como Día Internacional de los Pueblos Originarios a partir del momento en  que la ONU tomó la decisión, durante el Congreso Internacional de Pueblos Indígenas, de poner énfasis en la situación en la que viven los más de 500 millones de nativos en todo el mundo necesitados de condiciones de vida digna.

Si bien se reconoce que llevan siglos de represión y que se deben defender  sus derechos humanos de igualdad, su forma de vida y sus aspiraciones, parece ser que el mundo mira para otro lado y no basta con que las ONG y los organismos internacionales pongan en marcha proyectos, sino que  hace falta que cada individuo tome conciencia de esas necesidades que se enfatice  en la no discriminación.

Mucho se habla, poco se hace. Y lo vemos a diario cuando los pueblos originarios reclaman por la tenencia de sus tierras. Como bien estipula la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS  “De los Derechos de los Pueblos Indígenas y Tribales sobre sus tierras ancestrales y recursos naturales” (diciembre 2009) en cuanto hace referencia a la propiedad del indígena:

“…Los pueblos indígenas y tribales tienen formas de vida únicas, y su cosmovisión se basa en su estrecha relación con la tierra. Las tierras tradicionalmente utilizadas y ocupadas por ellos son un factor primordial de su vitalidad  física, cultural y espiritual…”,“….El derecho a la propiedad bajo el artículo 21 Convención  Americana  sobre Derechos Humanos tiene, por ende, una importancia singular para los pueblos indígenas y tribales, porque la garantía del derecho a la propiedad territorial es una base fundamental para el desarrollo de la cultura, la vida espiritual, la integridad y la supervivencia económica…”

El artículo 21 de la Convención Americana y el artículo XXII de la Declaración Americana, indican que existe una estrecha relación entre los pueblos originarios y tribales con sus territorios y con los recursos naturales de los territorios ancestrales, por eso la Corte Interamericana insiste en que “los Estados deben respetar la especial relación que  los miembros  de los  pueblos indígenas y tribales

tienen con su territorio a modo de garantizar su supervivencia social, cultural y económica que “el uso y goce de la tierra y de sus recursos son componentes integrales de la supervivencia física y cultural de las comunidades indígenas y de la efectiva realización de sus derechos humanos en términos más generales”.

Merecen los pueblos originarios y tribales tener posesión y acceso libre a sus territorios, disfrutar y abastecerse de los recursos naturales que le van a  permitir el desarrollo de sus actividades tradicionales de recolección, de cultivo, de pesca o de caza. También tienen derecho al acceso al agua potable, a las vías de comunicación y al transporte, a la educación y especialmente a la salud.

En general son pueblos vulnerables ya que viven en condiciones infrahumanas, con índices muy elevados de mortalidad infantil, desnutrición y son propensos a enfermedades y epidemias.

Por eso es indispensable que desde  el Estado no exista desprotección para no caer en la violación del derecho a la vida, la integridad personal y la dignidad en la  alimentación, la educación y la salud,  y especialmente en los derechos de los niños.

Argentina se destaca por no cumplir con el art. 75 Inc. 17 de la Constitución Nacional Argentina que dice: Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones.

Muchos son los intereses que se manejan a la hora de brindar a las comunidades su apoyo: se venden sus tierras a extranjeros, se talan grandes extensiones de bosques, se los denigra en todo lo que hacen y especialmente no son tenidos en cuenta a la hora de efectuar sus reclamos. Solo se los considera a la hora de votar.

Es lamentable ver cómo se los discrimina; pero ellos siguen y se sostienen gracias a sus creencias y a la ayuda que reciben de las ONG y de los ciudadanos comunes.

Es vergonzoso ver cómo, con gran dignidad, el representante de la comunidad Qoum La Primavera, el cacique Félix Díaz, solicitó a la jefa de Estado  que "aporte también su grano de arena para destrabar este conflicto y que favorezca el reclamo de los pueblos indígenas a través de la aplicación de la ley 26.160 y que favorezca el relevamiento territorial con los recursos para poder destrabar este conflicto", tras el grave brete que sigue existiendo en la provincia de Formosa por el reclamo de 5.187 hectáreas,  de las cuales 300 son reivindicadas por Parques Nacional.

Díaz y tras la audiencia con los miembros de la Corte Suprema de Justicia, agregó: “El origen de esta persecución que sufrimos es producto del reclamo territorial, entonces la Corte (Suprema) lo que quiere es parar la violencia y que las cosas se resuelvan de una manera democrática, y que la cuestión jurídica se aplique para proteger la vida de la comunidad qom".

Una muestra de la falta de interés por parte del Estado y del gobierno de Formosa fue la ausencia del gobernador Insfrán a dicha audiencia en la que estuvieron presentes los ministros de la Corte, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, y Ricardo Lorenzetti.

El desinterés siguió al límite de hacer eco en el Vaticano y el Papa Francisco recibió al líder de la comunidad indígena junto al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, quienes denunciaron las graves violaciones a los derechos humanos que sufren los pueblos del continente americano.

Nada más gráfico, como conclusión, que las palabras de Argentina Aurora, vocera de los Qom tras dejar, en el mes de junio, el petitorio en la “mesa de entrada” de la Casa de Gobierno: "El genocidio no ha parado y sin embargo aquí estamos. Déjennos vivir la vida en nuestra casa, con el agua, las montañas, los bosques. Déjennos vivir la vida. No puede ser que nuestros territorios estén invadidos por multinacionales. No sólo destruyen la vida de los pueblos, sino de la tierra". Y agregó: "Hay que estar de pie mientras nos matan, nos acribillan y se crea un código que dice `accidente de moto´. Hay que tener puesto lo que tenemos. No hemos vendido nuestra dignidad, vamos a reconstruir nuestras casas. Estamos aquí porque reencarnamos antiguos sueños y estilos de vida".

Norma H. Rozadas

 

 

 

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013