Encabezado eft
El derrumbe
El derrumbe
Comité Editorial
Proyecto editorial: Darío Cocetta
Redactor responsable: Rodolfo Capón Filas

Salón Dorado. En la ciudad de Buenos Aires, diciembre 2012 pisa sus primeros días y el termómetro golpea los 33 grados. Colmado de personas, el salón espera a la primera mandataria. El salón agobia por el calor y el espeso perfume que sudan los cuerpos. Funcionarios , artistas , personajes de todo pelo y oscuros lobbystas , transpiran perfumes importados. Sudan sin detener. Hombres y mujeres que sudan perfumes caros.

Ellas han ido transformando sus presencias corporales para imitar a la Presidenta. Necesitan parecerse a ella. Alguna cirugía , la ropa ajustando el talle, y ese pelo marrón con dejos de ciruela que en cuidada onda crea artificialmente esa molestia sobre un ojo , para que la interesada imite ese incansable ademán deseado que libra al mechón del ojo. Una y otra vez correrán el mechón. Una y otra vez abrirán la cartera “Louis Vuitton” u otras que la simulen. Las papadas no pueden ya ocultar el exceso de comida, o tal vez de pastillas anticonceptivas que con los años han estragado esos cuerpos encorsetados en trajes caros.

Ellos vienen a mostrarse lo más que puedan. Buscan las primeras filas. Se sientan al lado del que pueden y esperan su foto. Cuentan sus decisiones del día y buscan mostrar sometimiento gustoso e irrestricto a los que conducen el proyecto político que sirven. Seguirán sudando hasta que salgan de allí pero no les importa: ése es el momento más importante del día. La acompañan. Y deben ser vistos y deben verse bien claras sus aclamaciones, y sus dientes blancos y sus transplantes que sonríen. La empresa que se encuentra del cuidado de la imagen presidencial quizás divulgue su foto en los matutinos y noticieros de mañana.

Son hombres y mujeres que hace ya un tiempo han perdido el miedo de estar ahí. Allí donde están, dentro de unos minutos hablará al país la Presidenta de todos los argentinos. Ellos y ellas, en otros tiempos temían estar allí, pero igual iban. Hoy son la burocracia perfumada que aplaude en forma compulsiva todo tipo de decisiones. Ellos y ellas son la red aceitada de vínculos que son activados casi a diario para llenar ese salón, ellos y ellas han pasado a ser el set televisivo de un reality.
.
Las presencias y las ausencias dependerán del grado de servilismo y necesidad económica que se estreche entre quien te llama y quien es llamado. La apática espera sólo es interrumpida por el voceo e histeria que rodea a un grupo compacto de hombres y mujeres que rodean a esa mujer  que, radiante de negro, ingresa en aquel salón.


Invicta e invencible. Ella detuvo su marcha frente al atril de madera,  delante de un glamoroso cartel que recuerda el lugar desde donde se habla. Invicta e invencible, su voz habló a los más humildes. “Y por si todo fuera poco en esta Argentina , que lo digo con mucha humildad, pero con mucho orgullo, que hemos cambiado,Mañana, los argentinos, la Argentina – contra todos los pronósticos, es más contra todas las maniobras y todas las estrategias que se desarrollaron desde adentro y desde afuera para hacernos fracasar - paga 3.520 millones de dólares de su deuda. (Aplausos). (…) Parecía imposible pagarle al Fondo y ahí estuvo él pagándole al Fondo para definitivamente lograr una autonomía y tener un proyecto nacional, popular y democrático, que permitiera la movilidad social ascendente y la situación en la que hoy estamos. Y hemos pagado, en lo que va del año, porque ustedes dirán. "bueno, ¿fue lo único que se pagó?". No, este año la Argentina pagó más de 11 mil millones de dólares de deuda. (Aplausos)”.1

Preguntas de un portugués. “¿Por qué la actual crisis del capitalismo fortalece a quien la provocó? ¿Por qué la racionalidad de la “solución” a la crisis se basa en las previsiones que hace y no en las consecuencias que casi siempre las desmienten? ¿Por qué es tan fácil para el Estado cambiar el bienestar de los ciudadanos por el bienestar de los bancos? ¿Por qué la gran mayoría de los ciudadanos asiste a su empobrecimento como si fuese inevitable y al escandaloso enriquecimiento de una minoría como si fuera necesario para que su situación no empeorara aún más? ¿Por qué la estabilidad de los mercados financieros sólo es posible a costa de la inestabilidad de la vida de la gran mayoría de la población? ¿Por qué los capitalistas individualmente son, en general, gente de bien y el capitalismo, como un todo, es amoral? ¿Por qué el crecimiento económico parece hoy la panacea para todos los males económicos y sociales sin que nadie se pregunte si los costos sociales y ambientales son o no sustentables? ¿Por qué Malcolm X tenía plena razón cuando advirtió: “Si no tienes cuidado, los periódicos te convencerán de que la culpa de los problemas sociales es de los oprimidos y no de quien los oprime”?.2
¿De qué habla este portugués que no hace ruido en primera fila en el salón de la Casa de Gobierno? El cumplimiento riguroso en el pago de la deuda externa es el instrumento condicionante central, y nuestra adecuación a sus exigencias, es vital y necesario para que se ejerza la dominación hemisférica.3

La ilicitud y arbitrariedad de la deuda externa ya ha sido acreditada judicialmente.4 No obstante, el Estado argentino mantiene sus efectos perversos sobre generaciones, sin adoptar las medidas de gobierno que la reparen.
El ajuste estructural aplicado a nuestro territorio, ha de asumirse mas temprano que tarde en lo que ha devenido: un genocidio. Las cifras de nuestra vergüenza son alarmantes, y las medidas de todos los poderes del estado en este sentido se encuentran ausentes.

Ella no miente. Ella no miente. Ella decide que hay datos que no debe mencionar. Ella pide que la acompañen para ganar otra década.  La década que se avecina tiene previstos vencimientos de la deuda pública por ciento nueve mil millones seiscientos dos mil dólares estadounidenses (U$A 109.602).
Ellas y ellos aplauden. Afuera del salón, la gente comienza su momentáneo regreso a casa o por esas circunstancias de pobre nomás ha vuelto nuevamente a cartonear. En los barrios, se sueña por un baile y los hombres esperan agosto para ver “Fútbol para todos”. En todo el país ya obra el cartel de Ella, con su delfín para las elecciones y el Papa, en una nueva versión de la Biblia con el calefón. Ella no miente: va por todo, Francisco retratado también. Que el costo del cartel y su pegatina salga del ANSES o de otra  Caja parecida, dejando sin gasa o alcohol a los hospitales, es un tema menor que a Ella no le interesa.

El derrumbe. Del derrumbe, nadie se da cuenta. Hay que hacerse ver, aparentar, sonreír para la foto. ¿Mañana?
Mañana es otro día. Ella nos dirá qué hacer. Derrumbado Colón, Ella, cual otra Juana Arzuduy, nos llevará a la victoria. A los Pueblos Originarios que los reciba el papa Francisco.
Ella está para las cosas importantes: la desforestación del bosque nativo, el ninguneo de     quien ose pensar distinto, la desertificación por la minería a cielo abierto, la domesticación del Poder Judicial para que a los propios ni se les ocurra procesarlos, la  búsqueda desenfrenada de información mediante los servicios de inteligencia civiles y militares. Quienes aplauden en el Salón Dorado no tienen problema: la realidad que Ella describe es la única verdad.


 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013