Encabezado eft
Lecciones de Octubre
Proyecto editorial: Darío Cocetta
Redactor responsable: Darío Cocetta

Somos la patria. Un ambiente amplio y vidriado, donde la luz natural hace más aterciopelada las texturas de paredes y cortinados, se posiciona frente al Río de la Plata. Dicen que es “Puerto Madero”. Allí hay una persona que ya ha pasado la mitad de su vida, y piensa: “Desde aquí te sueño. Aquí, mientras cae el sol sobre este inmenso río marrón. Parado en este mirador, sé que debo cuidarte.” Da media vuelta y mirando a una mujer a los ojos, dice: “- Somos la patria”.
Allá a lo lejos, remolcado por pequeñas embarcaciones, un inmenso carguero ingresa a Buenos Aires por la boca del riachuelo.-
 
Liturgia. “El peronismo no se le niega a nadie” (1). Un tono eclesiástico y una pizca de picardía política, se mezclan en esta expresión de verdad revelada, que como respuesta, un alto y recordado dirigente del partido de gobierno le brindaba a un periodista en relación al posible ingreso de un opositor (remarcando “manifiestamente opositor”) a esa estructura política.
Como en una liturgia previa a iniciar a alguien en una sociedad cerrada, el detalle muestra cuestiones de interés.
El ingreso de toda persona a la política, no será para que aporte su visión, para que participe plenamente; por el contrario, será para que se sume al grupo que cumple los designios del círculo que conduce.
El mecanismo no es patrimonio exclusivo del partido de gobierno.
 
Obediencia debida. Para los que tenemos algunos años, no sorprendió el invierno del 2012 con sus afiches que proclaman por las calles de Buenos Aires la trilogía “San Martín – Perón – Cristina”. Los profundos anhelos de vivenciar un proyecto de país, y la lucha por la liberación del continente americano, han sido siempre un magma que ha permitido la construcción en el imaginario de la gente, de las más variadas y deseadas líneas históricas.-
“San Martín – Rosas – Perón”, quizás es el antecedente inmediato más notorio de esta actualización, que muestra para aquellos que se asomen a nuestra historiografía bipolar, algunos caracteres comunes de su matricería.-
Los viejos afiches de otros inviernos, mostraban esos tres rostros serios enfundados en sus casacas militares, “San Martín – Rosas – Perón”, aunque el segundo sea esencialmente un estanciero. Esos viejos afiches, nos hablaban del logro de buena parte de nuestras elites, de permitir asociar esos rostros con la representación de los intereses de esta Argentina naciente frente a los intereses imperiales. Un destino de liberación –en el imaginario- los impulsaba a través del tiempo. Una sociedad que jerarquizaba el rol del militar, los eligió como espejo. Eran tiempos en los que ser militar, le permitía a cualquier hijo de buen vecino acceder a un status y a un elevado nivel de vida. Parodiando a Florencio Sánchez: “M ´hijo el militar”.
A los tres próceres se les debía obediencia, ellos encarnaban la patria. Y con la identificación con la patria, su obediencia. Patria y obediencia serán la razón y la práctica política que proponían. Se avecinaban los tiempos de plomo que culminaron en el “Plan Cóndor”.-
Hoy se proclamará los tiempos de la misma disputa. La patria encarnada, frente al imperio y sus “maleteros” locales. Esta vuelta el afiche dirá: ….. “San Martín – Perón – Cristina”-
A pesar del paso del tiempo, en algún sentido todo sigue igual. El afiche no lo dice, pero se mantiene intacta la idea de una patria defendida por un proyecto y ese inevitable deber de obedecerlo.-
La política entendida como una correa de transmisión de lo que deciden los que mandan. Algunos de los que mandan, dicen que defienden a la patria. Los que mandan piensan, y sus decisiones son “bajadas” a aquellos que cumplen el proyecto. La participación en la cosa pública se encuentra reducida a cumplir los designios de otro. ¿Será por fe? ¿Será por conveniencia?
Entre esos convencidos y esos obsecuentes, nadie niega que la patria anide en esos afiches. ¿Será del todo verdad?
 
Cimientos. ¿Es la Patria, la que habita en edificios vidriados, donde Presidentes y sus testaferros, servicios de inteligencia y financieras tienen sus oficinas?
¿Quiénes son estos señores que hablan en nombre de todos mirando desde allá arriba la boca del Riachuelo?
 
Y para usted querido lector o lectora, ¿dónde habita la patria? ¿Cómo has de cuidar de ella?
Cuando el asco llega a la garganta, recuerdo algunos viejos versos que hablan de esa labor y ese amor por ella:
 
“Es un trabajo de albañilería.
 ¿Viste los enterrados pilares de un cimiento?
Anónimos y oscuros en su profundidad,
¿No sostienen, empero, toda la gracia de la arquitectura?
 Hazte pilar, y sostendrás un día
 la construcción aérea de la Patria” (1)
 
(1)  Párrafo de “Didáctica de la Patria” ; Marechal , Leopoldo.-

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013