Encabezado eft
La prescripción en el nuevo régimen para el personal de casas particulares
Título
La prescripción en el nuevo régimen para el personal de casas particulares
Autor
Daniela Favier
Secretaria Relatora de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza (sala II), Doctorando de la Universidad de Mendoza, autora de libro y artículos de la especialidad, Profesora  de grado e  invitada de posgrados de varias Universidades Nacionales, disertante y panelista de jornadas y congresos.

Fecha de envío: 10.09.2013
Fecha de recepción: 10.09.2013

Resumen
La ley 26.844 extiende el efecto interruptivo por todo el tiempo que conlleve la tramitación de esa instancia administrativa: nótese que  en esto se aparta de la Ley de Contrato de Trabajo que asigna el mismo efecto pero lo limita en el tiempo, no más de seis meses (art. 257 de la LCT).

Palabras claves
Prescripción; Interrupción de la prescripción
Abstract
The law 26.844 extend the effect interruptivo for the whole time that bears the procedure of that administrative instance: notice you that he/she moves away from the Law of Contract of Work that assigns the same effect in this but it limits it in the time, not more than six months (art. 257 of the LCT). 
 
Key words 
Prescription; Interruption of the prescription 

Abstrato 
A lei 26.844 estende o interruptivo de efeito durante o tempo inteiro que agüenta o procedimento daquele exemplo administrativo: o note que he/she move longe da Lei do contrato de Trabalho que nomeia o mesmo efeito nisto mas limita isto pelo tempo, não mais de seis meses (arte. 257 do LCT).   
   
Palavras chaves   
Prescrição; Interrupção da prescrição   
 






1 Secretaria Relatora de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza (sala II), Doctorando de la Universidad de Mendoza, autora de libro y artículos de la especialidad, Profesora  de grado e  invitada de posgrados de varias Universidades Nacionales, disertante y panelista de jornadas y congresos.

SUMARIO
1-Introducción 2-Repasando conceptos.3-Oportunidad de su oposición 4-Curso de la prescripción, interrupción y suspensión 5-Prescripción en el nuevo régimen de servicio doméstico 6-Conclusión


1-Introducción.
                 Tarea ardua es el tratamiento y análisis del instituto de la Prescripción, sea la referida a la prescripción adquisitiva como a la liberatoria, en cualquiera de los ámbitos del derecho (civil, comercial, penal) donde  el  laboral no escapa, basta sólo con recordar toda la problemática que presenta en materia de Riesgo del Trabajo.
    En el presente artículo, dedicaré una serie de reflexiones sobre el instituto de la Prescripción en materia de reclamos en el ámbito de la ley 26.844.
    Para ello comienzo con un breve repaso del instituto para luego adentrarme concretamente en los supuestos y plazos previstos en el régimen específico.
 
2-Repasando conceptos.

    Una de las preocupaciones del derecho es el “tiempo”, por ser un factor de trascendencia a la hora del ejercicio de las acciones.
    Al referirnos al ejercicio de las acciones estamos hablando de la prescripción liberatoria a diferencia de la adquisitiva que opera cuando se adquiere un derecho por haberlo poseído durante el tiempo fijado por la ley.2
    La Corte Nacional ha dicho que La prescripción, en tanto modo de extinguir las acciones, involucra aspectos típicamente vinculados al derecho de propiedad cuya inclusión dentro de las materias delegadas a la Nación no se discute. Por otra parte, no es un instituto propio del derecho público local, sino un instituto general del derecho, lo que ha justificado que, en ejercicio de la habilitación conferida al legislador nacional por el inc. 12, art. 75, Constitución Nacional, éste no sólo fijará los plazos correspondientes a las diversas hipótesis en particular, sino que, dentro de ese marco, establecerá también un régimen destinado a comprender la generalidad de las acciones susceptibles de extinguirse por esta vía. 3
    El art. 3947 del C.C. contempla ambas caras del mismo instituto cuando dice:
 “..Los derechos reales y personales se adquieren y se pierden por la prescripción. La prescripción  es un medio de adquirir un derecho, o de libertarse de una obligación por el transcurso del tiempo.”
    El desafío que presenta la prescripción liberatoria, es la interpretación de la misma frente a cuestiones de vital importancia como son la de dar paz, seguridad, certeza y orden social frente a la vigencia del derecho y su posibilidad de ejercicio real.4
    También encuentra fundamento el instituto, en la negligencia del acreedor y  la presunción de pago.
    Por ello cuando de prescripción se trata el criterio debe ser restrictivo 5, además de que no puede ser declarado de oficio por parte del Juzgador (art. 3964 del C.C.).6
    Además tiene otras notas que lo caracterizan, como de tener origen legal y  que no puede ser renunciada anticipadamente (art. 3965 C.C.).
    En cuanto a su naturaleza jurídica vuelvo a  los términos del art. 3947 del C.C. en cuanto dice “ que la prescripción es un medio …de libertarse de una obligación por el transcurso del tiempo”, ello no es exactamente así, ya que el  acreedor si bien queda privado de la acción y por lo tanto tiene vedada la posibilidad de exigir su cumplimiento la misma pasa a ser un obligación natural (art. 512 inc. 2 C.C.)7  y por lo tanto puede retener lo que el deudor le ha entregado en virtud de ella.8
     Ahora bien, al factor tiempo se le agrega la inactividad 9  del acreedor como otro factor necesario para que la prescripción liberatoria  surta sus efectos liberadores respecto del deudor.
    Sobre ello el art. 3949 del C.C. dice: “la prescripción liberatoria es una excepción para repeler una acción  por el sólo hecho que el que entabla, ha dejado durante un lapso de tiempo de intentarla, o de ejercer el derecho al cual ella se refiere”.
    Nótese que la mencionada disposición legal tiene a la prescripción como una “excepción” 10  pero nada obsta que sea intentada por vía de acción.11
    La jurisprudencia de nuestros Tribunales le han dado a la palabra “excepción”10 un significado mas bien sustancial y no procesal.12
    Lo interesante de la prescripción es que no se dirige a discutir la legitimidad jurídica del reclamo, sino que manifiesta la existencia de un impedimento de hecho que frustra la reclamación del derecho y por lo tanto lo invalidan por haber transcurrido el plazo legal correspondiente.
    En cuanto a los sujetos de la prescripción, son todas las personas físicas y jurídicas incluido el Estado y la Iglesia (arts. arts. 3950  y 3951).
Los menores también son afectados por la prescripción siempre que tuvieren representantes legales, si carecieren de representación se aplicará lo dispuesto en el art. 3980 del C.C. (art. 3966 C.C.) 13

3-Oportunidad de su oposición.
    .
    El art. 3962 C.C. reformado por la Ley 17711, establece que “la prescripción debe oponerse al contestar la demanda o en la primera presentación en el juicio que haga quien intente oponerla” 14 , esta expresión generó basta jurisprudencia y doctrina al respecto sobre la interpretación que debía darse a la misma, porque si bien la reforma le quitó la amplitud que la disposición legal tenía, no trajo claridad lo que provocó diversas interpretaciones doctrinales y jurisprudenciales a lo que se suma que las normas procesales tanto locales15  como nacionales regulan la oportunidad del planteamiento de la prescripción lo que originó nuevas interpretaciones.16    
    Como consecuencia de las diferentes interpretaciones surge el plenario nacional  \"Pennigian de Khatcherian, Sateniga c. O\'Flaherty, Enrique T.\" del 14/4/76, de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, que delimitó  los alcances de la denominada “primera presentación”  del art. 3962 C.C.
El mencionado plenario fijó la siguiente doctrina legal: \"La primera presentación en que se puede oponer la excepción de prescripción, conforme al actual art. 3962 del Cód. Civil, es --en los procesos de conocimiento-- la realizada por el demandado antes de contestar la demanda; quien no compareció al proceso en el momento oportuno no puede articularla en su presentación posterior\".
Pero a raíz de la reforma introducida por la ley 22.434 al art. 346 del Cód. Procesal Civil y Comercial de la Nación, (cuyo texto dice \"...La prescripción podrá oponerse hasta el vencimiento del plazo para contestar la demanda o la reconvencion. El rebelde sólo podrá hacerlo con posterioridad siempre que justifique haber incurrido en rebeldía por causas que no hayan estado a su alcance superar. En los casos en que la obligación de comparecer surgiere con posterioridad al plazo acordado al demandado o reconvenido para contestar podrá oponerla en su primera presentación. Si se dedujere como excepción, se resolverá como previa si la cuestión fuere de puro derecho...\"), aparece un nuevo plenario que dejó sin efecto el anterior  \"Abraham, Ernesto O. c. Ramos, Juan C.\", del 5/12/90.  el que fijó  la siguiente doctrina obligatoria: \"La reforma introducida por la ley 22.434 al art. 346 del Cód. Procesal ha dejado sin efecto la doctrina legal establecida en el fallo plenario \"Pennigian Vda. de Khatcherian, Sateniga c. O\'Flaherty, Enrique T. s/cobro de pesos\".
            Otros autores 17 distinguen el deudor de los terceros interesados que no tienen la obligación de contestar.
Interpretan que el deudor puede oponer la excepción hasta que venza el plazo para contestar demanda; siendo esa oportunidad el límite máximo (preclusión), aun cuando no sea la primera primera  presentación ya que esta expresión se refiere al tercero interesado que no tiene obligación de contestar la pretensión y que cuando comparece al proceso lo debe tomar en el estado que se encuentre. Interpretar lo contrario podría afectar seriamente el derecho de defensa.18    
Un fallo que ilustra la situación del tercero: “ Respecto a la oportunidad procesal que tiene un acreedor para oponer la prescripción del crédito que reclama otro acreedor en la ejecución iniciada por el primero, contra un deudor común, rige el art. 3.962 C.C. A este fin, resulta indispensable limitar el estadio procesal en el que puede oponerse la defensa de prescripción, contribuyendo a afianzar la seguridad jurídica y evitar el avance innecesario de procesos. En consecuencia, es la primera presentación en juicio que realiza el tercero (acreedor hipotecario) el momento en el que debe plantear la defensa de prescripción. Esta solución es la que mejor respeta el texto expreso del art. 3.962 C.C., e impone a los que pretenden beneficiarse con una prescripción liberatoria, estar atentos y ser expeditos en el ejercicio de sus derechos, aducirla en la primera oportunidad que tengan de presentarse en el expediente (o al contestar la demanda el deudor), porque lo contrario implica consentir una prescripción ya operada” Expte.: 92309 - DEPARTAMENTO GENERAL DE IRRIGACION EN J 9.254/113.436 BANCO BANSUD S.A. C/ MARIA KELLY P/ INCIDENTE S/ CAS.Fecha: 10/11/2009 Suprema Corte de Justicia de Mendoza- SALA N° 1.19 
    Finalmente cabe hacer referencia al Proyecto de Unificación del  Código Civil y Comercial de la Nación 20,  el que propone una redacción más clara y superadora- sobre el tema- en el proyectado ARTÍCULO 2553.- que dice: “Oportunidad procesal para oponerla. La prescripción debe oponerse dentro del plazo para contestar la demanda en los procesos de conocimiento, y para oponer excepciones en los procesos de ejecución. Los terceros interesados que comparecen al juicio vencidos los términos aplicables a las partes, deben hacerlo en su primera presentación”.

4-Curso de la prescripción, interrupción y suspensión

          a-Curso de la prescripción. Comienzo del plazo. Principio general
             Podemos decir como principio general que la prescripción comienza su curso cuando el acreedor tiene expedita la acción, es decir desde que el titular del derecho esté habilitado para ejercer la acción respectiva  (desde que el crédito existe y puede ser exigido).
El art.  3956 C.C.  dispone que la prescripción en las obligaciones no modales, empieza a correr desde la fecha del título de la obligación, lleven o no intereses.
En este caso se está haciendo referencia a que los intereses se paguen junto con el capital pero si se han abonado en forma separada, cada pago de los intereses funciona como interruptivo de la prescripción de tal forma que ésta empieza a correr desde la fecha del último pago de los intereses o renta (art. 3958 C.C.)
    Pero puede pasar que  las acciones estén  sujetas a plazo o condición; estas circunstancias variarán el plazo desde que comienza a correr la prescripción. En estos supuestos  el plazo comienza a correr una vez que se haya cumplido el término o la condición (artS. 3956, 3957 C.C.)
    Otro supuesto particular son las obligaciones pagaderas en cuotas, el principio que les rige es que cada una de ellas comienza a prescribir desde la fecha de sus respectivos vencimientos.
    b- Suspensión e interrupción.  Concepto. Diferencia
Por suspensión se entiende la paralización temporaria del curso de la prescripción y una vez finalizada esa paralización el plazo se reanuda, es decir se computa todo el tiempo transcurrido hasta el motivo que produjo la suspensión, en cambio en  la interrupción sus efectos son más radicales, ya que producido el hecho interruptivo el plazo transcurrido se borra y comienza a correr nuevamente de cero. 21
En cuanto a la  suspensión, el art. 3986 del C.C. dice  “la prescripción  liberatoria también se suspende, por una sola vez, por la constitución en mora del deudor, efectuada en forma auténtica. Esta suspensión sólo tendrá efecto durante un año o el menor término que pudiere corresponder a la prescripción de la acción”.22
En materia laboral, este artículo cobra especial relevancia dado justamente los intercambios de comunicaciones epistolares y administrativas que suelen darse en la práctica como así también los emplazamientos y constitución en mora por ejemplo para la obtención del incremento indemnizatorio del art. 2 de  la Ley 2532;  interpelaciones que pueden generar, a favor del pretensor, el efecto suspensivo del art. 3986 C.C.
c- Causales por las que se interrumpe la acción (art. 3998CC).
     - por demanda instaurada por el acreedor contra el deudor (art. 3986 b CC.); por reconocimiento de la obligación hecho por el deudor (art. 3989);  por compromiso arbitral celebrado por las partes (art. 3988 CC).
Debe tenerse presente a la hora de analizar el hecho interruptivo,  la actividad desplegada, la intención de mantener  vivo el derecho. Esa actividad puede provenir del  acreedor o del deudor o de ambos.
 Es decir, se tiene en cuenta que no se quiere dejar morir la acción, que es justamente el fundamento de la prescripción.
Podríamos establecer como idea fuerza la siguiente “donde hay actividad, hay interrupción y por ende  no hay prescripción”.
En cambio el fundamento de las causales de suspensión es distinto, a éstas les interesa otras razones, en general, personales como por ejemplo el hecho de ser marido y mujer. Como se tratan de razones personales, de ahí que no propaguen sus efectos en las obligaciones solidarias, a diferencia de la interrupción.-
La prescripción, es una figura fundada en el valor seguridad. Deben distinguirse tres plazos para la interposición de demanda, sin que se haya producido la prescripción del derecho: 1)- proveniente de relación extracontractual el plazo es de dos años a contar del día del evento; 2) emergente de una relación contractual, el mismo es de diez años, en cuyo caso debe acreditarse debidamente la relación que unió a las partes; 3) emergente del art. 40 y 50 de la ley 24.240, el plazo es de tres años, siempre que se pruebe fehacientemente la relación de consumo.23
    La demanda como interruptiva de la prescripción , mantiene ese efecto aun cuando se interponga ante juez incompetente o fuera defectuosa y aunque el demandante no tenga capacidad legal para presentarse en juicio (art. 3986 C.C.).24
    Respecto a esto último la jurisprudencia tiene dicho que el art. 3986 C.C. se refiere a la falta de capacidad y no a la de personería.
La demanda entablada por quien carece de mandato no interrumpe el curso de la prescripción, pero esta regla sufre una excepción si ulteriormente se acredita que el mandato había sido otorgado con anterioridad al acto interruptivo.  La excepción se funda en que cualquiera sea la naturaleza de la nulidad que consagra el art. 48 C.P.C. Mendoza, es excesivo extender los efectos de la nulidad basada en esa normativa a situaciones jurídicas regidas por la ley de fondo y, en especial, a casos en que al tiempo de deducirse la demanda existía mandato válido.25
    También se mantiene el efecto, aun cuando la demanda no haya sido notificada a la contraria y es lógico que así sea, porque la interrupción no se deriva de la eficacia legal del proceso, sino de la voluntad judicialmente manifestada de hacer valer sus derechos.
En principio debe tratarse de una demanda judicial; no basta un reclamo privado o administrativo (digo en principio porque justamente en materia laboral, el art. 257 de la LCT y el art. 69 de la Ley 26.844 asignan efecto interruptivo al reclamo administrativo, como se verá más adelante).
Volviendo al análisis, no sólo debe entenderse la acción formalmente entablada, sino también todo acto procesal que demuestre en forma auténtica que el acreedor no ha abandonado su crédito y que tiene el propósito de hacerlo valer por ejemplo  el pedido de quiebra, la iniciación por el acreedor del juicio sucesorio del deudor (art. 1637 C.C.); el pedido de medidas cautelares, la solicitud del beneficio de litigar sin gastos; la petición de quiebra, el emplazamiento a abrir la sucesión, etc . 26
Es decir a los fines de la interrupción de la prescripción, la demanda es entendida en sentido lato.27
    Pero la demanda debe dirigirse contra el deudor para que tenga este efecto interruptivo de lo contrario, esa demanda entablada de esa forma no interrumpe el plazo de la prescripción.28
    Un supuesto especial lo da el caso de la caducidad de instancia  abierta por una demanda judicial29. En ese supuesto, interpuesta la demanda pero la instancia se declara caduca el efecto interruptivo de la demanda desaparece como si nunca hubiera existido por lo tanto la posibilidad de iniciar nuevamente la acción dependerá si feneció el plazo de prescripción teniendo en cuenta que la demanda no causó efecto interruptor alguno (art. 3987 C.C.).
    d- El reconocimiento  hecho por el deudor de la obligación a su cargo tiene efecto interruptivo de la prescripción.30
Este reconocimiento puede ser tanto expreso como tácito (art. 3989 C.C.) e inclusive se admite que el silencio puede ser suficiente para provocar este efecto.
Otro ejemplo de interrupción de la prescripción es el compromiso realizado entre las partes de sujetar la cuestión a juicio de árbitros (art. 3988 C.C.).
e- entre las causales de suspensión podemos mencionar las siguientes :-entre marido y mujer (art. 3969 );- en favor del heredero beneficiario, respecto del crédito que tenga contra la sucesión (art. 3972 ); - entre los tutores y curadores y sus pupilos y curados (art. 3973); -cuando el autor de un hecho ilícito ha sido querellado por la víctima (art. 3982 bis); -cuando el deudor ha sido interpelado por el acreedor en forma fehaciente (art. 3986 ).31 
Finalmente puede darse un supuesto especial, la llamada dispensa  de la prescripción corrida 32 y ello se da cuando por razones de imposibilidad de hecho o dificultades se hubiera impedido temporalmente el ejercicio de una acción, los jueces se encuentran autorizados a dispensar la prescripción cumplida durante el impedimento, siempre que cesado tal circunstancias el acreedor hubiese hecho valer sus derechos en el término de tres meses.
                Un caso para tener en cuenta, es  el dicado por la SALA VI de las CNAT, causa n°26.091                                                      juzgado 24, caratulado ”CONTI JUAN CARLOS C/ FORD MOTOR ARGENTINA S.A. S/ COBRO DE PESOS”.- 10 de febrero de 1987.-el voto preopinante del Dr. Capón Filas (a cuyo voto adhiere el Dr. Fernadez Madrid) señala que el art. 3980 del C.C. encierra una variable de equidad, dice concretamente que abre una posibilidad de equidad, a criterio del decisor judicial, para que libere al pretensor de las consecuencias de la prescripción ya cumplida, con una sola condición que éste haga valer sus derechos dentro de los tres meses posteriores a la superación de obstáculo.
Señala que éste es un claro ejemplo del conflicto entre seguridad jurídica y Justicia, para el cual el ordenamiento vigente propone dos variables:
+ una, en la esfera del deudor, quien podría reconocer el derecho del pretensor y satisfacerlo.
+ otra, en la esfera del decisor judicial, quien puede dar la razón al pretensor  mediante la equidad.

 5-prescripción en el nuevo régimen de personal de casas particulares

    Analizadas las pautas principales en materia de prescripción (arts.3966 a 3983 y 3984 a 3998 del C.C.) y teniendo presente que las mismas son de aplicación en el ámbito laboral siempre que resulten compatibles con los principios y reglas de la LCT., cabe adentrarse en las disposiciones específicas que trae el nuevo régimen del personal de casas particulares.
La ley 26.844 sigue los lineamientos de la Ley de Contrato de Trabajo (arts. 256/258), al establecer el plazo de prescripción en dos años (art. 69) y además en fijar el carácter de orden público al manifestar expresamente  que no puede ser modificado por convenciones individuales o colectivas, como así tampoco por disposiciones administrativas de ningún tipo.
    En la segunda parte del mencionado artículo nos encontramos que la ley le asigna  33 carácter o efecto interruptivo a la reclamación que se realice ante autoridad administrativa del trabajo y ese efecto interruptivo se extenderá “durante todo el plazo que insuma  la tramitación  en esa instancia..”
             Como vemos, por imperio legal, se extiende el efecto interruptivo por todo el tiempo que conlleve la tramitación de esa instancia administrativa, nótese que  en esto se aparta de la Ley de Contrato de Trabajo que asigna el mismo efecto pero lo limita en el tiempo, no más de seis meses (art. 257 de la LCT).
    Volviendo a la norma en estudio el régimen especial le asigna un efecto más radical que el establecido en la Ley de Contrato de Trabajo aplicable al resto de los trabajadores.
    Agrego a lo dicho que el artículo mencionado no hace distinción de si se trata de un trámite administrativo obligatorio o no, por lo que tendrá el mismo efecto. Como tampoco requiere que el mentado reclamo sea notificado a la contraria para que produzca efectos interruptivos.
    Por otra parte ese reclamo administrativo se asimila a lo que sucede con la demanda judicial  en cuanto la misma interrumpe la prescripción durante todo el proceso que lleve la tramitación del juicio, siempre y cuando no se produzca una paralización del proceso por el término igual a la prescripción ya que ello podrá ser entendido como signo de abandono del derecho y por lo tanto cabe la posibilidad de solicitar la prescripción de la acción por desistimiento tácito. 34
    En la forma que se encuentra redactada la disposición legal en estudio pareciera no distinguir o hacerse cargo de esta posibilidad, pero en la práctica puede verse que la instancia administrativa puede demorar o inclusive paralizarse por el mismo plazo de la prescripción y entonces nos encontraríamos con la disyuntiva de si el deudor tiene la posibilidad de plantear la prescripción de la acción por desistimiento tácito de la acción ante la falta de movimiento o paralización por el transcurso del plazo de la prescripción.
    Como vemos, el reclamo administrativo ha sido equiparado (en efectos) a la demanda judicial por lo tanto interpreto que de producirse una paralización del  trámite administrativo por el plazo previsto para la prescripción del derecho, encuentro válido que el deudor (tal como lo tiene permitido en la demanda judicial) pueda plantear la prescripción por desistimiento tácito de la acción.
Al contrario del supuesto anterior, en la segunda parte del mismo artículo 69, se refiere a la conciliación obligatoria (art.  53) y establece para ese caso un efecto suspensivo (en vez de interruptivo) y además le pone límite en el tiempo “…suspenderá el curso de la misma por el tiempo máximo otorgado al conciliador actuante para lograr su cometido..”(art. 69 in fine)
Veamos el texto del art. 53 sobre ese paso previo y obligatorio: “con carácter obligatorio y previo a la interposición de la demanda, se llevará a cabo una audiencia ante un conciliador designado para ello, proveniente del servicio que al efecto establecerá la autoridad de aplicación, quien tendrá un plazo de diez días hábiles, contados desde la celebración de la audiencia, para cumplir su cometido. Vencido el plazo sin que se hubiere arribado a la solución del conflicto se labrará el acta respectiva, quedando expedita la vía ante el Tribunal”.
Es decir, el plazo por el que se suspende la prescripción es por el término de diez días hábiles únicamente.
    Como vemos las leyes especiales traen supuestos de suspensión además de los previstos en el código civil como hemos analizado en el punto anterior. La presente causa de suspensión también se aleja de los fundamentos que motivan las suspensión de la prescripción en general (razones de hecho personales) en el caso no tiene relación con cuestiones personales sino que la ley le otorga tal carácter al mencionado trámite previo de conciliación obligatoria.
    Cabe preguntarse si esta instancia obligatoria podría tenerse como una verdadera interpelación o requerimiento de pago, y me hago esta pregunta porque en el Código Civil se establece en el art. 3986 parte 2da del C.C. que el curso de la prescripción “…se suspende por una sola vez, por la constitución en mora del deudor durante un año el menor término que pudiera corresponder a la prescripción de la acción”.
    En consecuencia, si la instancia de conciliación obligatoria reúne los requisitos de una interpelación o requerimiento en los términos del código civil, ¿podría desplazarse el menor término fijado en la ley especial por el establecido en el Código Civil?, mi respuesta es afirmativa,  pero siempre y cuando reúna esas condiciones, es decir,  que aleje de toda duda sobre los rubros  y períodos que se reclaman de lo contrario, si se trata sólo de una instancia de conciliación sin contenido  quedará solamente suspendido por el término fijado en el art. 53 del  régimen especial.
    En conclusión en caso de coexistencia de dos causales de suspensión, deberá computarse la de mayor plazo, siempre que se reúnan los requisitos necesarios para que se dé esta posibilidad.
    Resta establecer desde cuándo comienza a regir el plazo para la reanudación del plazo suspendido en el supuesto en estudio ya que podría generar dudas en la práctica.
    Entiendo que el momento que puede darnos la certeza de la reanudación del plazo es el acta de fracaso de la instancia de conciliación obligatoria  35 que deja expedita la acción.

6- Conclusión.

    En definitiva el nuevo régimen trae disposiciones específicas en materia de interrupción y suspensión de la prescripción que válidamente se pueden conciliar con la LCT, y las disposiciones que sobre la materia contiene el Código Civil, siempre que se respete los principios protectorios que rigen la material laboral.
---------------------------------------------------------------------------------------

1 Secretaria Relatora de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza (sala II), Doctorando de la Universidad de Mendoza, autora de libro y artículos de la especialidad, Profesora  de grado e  invitada de posgrados de varias Universidades Nacionales, disertante y panelista de jornadas y congresos.
2 La prescripción adquisitiva opera sobre la base de la posesión continua en tanto que la liberatoria se funda en la inacción del acreedor. Garden, Jacobo Aarón vs. Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires (MCBA) s. Expropiación inversa - Corte Suprema de Justicia de la Nación; 01-07-1997.
3 Municipalidad de Avellaneda s. Incidente de verificación en: Filcrosa S.A. s. Quiebra-Corte Suprema de Justicia de la Nación; 30-09-2003.
4 Esto así porque al derecho le interesa de sobremanera liquidar situaciones inestables impidiendo que sean materia de revisión luego de pasado cierto tiempo, logrando certeza y seguridad jurídica autos n° 92463 - GEODA S.A. EN J° 104.941/30.450 GEODA S.A. C/ GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE MENDOZA P/ DAÑOS Y PERJUICIOS S/ INC. CAS.Fecha: 23/12/2008 - SENTENCIATribunal: SUPREMA CORTE - SALA N° 1Magistrado/s: KEMELMAJER-ROMANO-PÉREZ HUALDEU (LS396-132)
5 La jurisprudencia de la Corte Nacional tiene dicho que “Frente a divergencias interpretativas sobre la operatividad de un determinado plazo de prescripción liberatoria, los jueces deben inclinarse por aquel que mantenga subsistente la acción, o sea por el que garantice con mayor amplitud y eficacia la defensa en juicio del litigante que reclama ante la jurisdicción por un derecho que le ha sido conculcado, pues a los fines de una correcta hermenéutica debe tenerse presente que el instituto de la prescripción es de interpretación restrictiva y que en caso de duda debe preferirse la solución que mantenga vivo el derecho. Carniel, Leandro Atilio s. Sucesión - Nulidad de acto jurídico e inclusión de bienes- Corte Suprema de Justicia de la Nación; 20-12-2011; en similar sentido dijo “el instituto de la prescripción tiene que ser interpretado restrictivamente en cuanto atiende la pérdida de las acciones, y por ello, ante la duda, debe estarse por la existencia de la interrupción. Dirección Nacional de Vialidad vs. Barbagelata e hijos S.R.L. y otros- Corte Suprema de Justicia de la Nación; 26-08-1986.
6“El juez está impedido de aplicar la prescripción liberatoria de oficio …, toda vez que ello implicaría un apartamiento de la relación procesal pues ni la actora ni su contraria han aludido a esa cuestión en sus respectivos escritos de demanda y contestación, por lo que no había integrado la relación procesal ni tampoco fue opuesta oportunamente por el organismo en sede judicial (art. 3962 del código citado). Domínguez, Amparo Carmen vs. Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS) s. Reajustes por movilidad-Corte Suprema de Justicia de la Nación; 24-04-2003. En el mismo sentido se ha expedido la CCivi. Y Com. Azul Sala I 7/9/00 B. de Berhouet Clotilde y ots. p/ quiebra s/inc. de verificación tardía-Obra Social para el Personal Rural y Estibadores de la República Argentina, LLBA, 2001-484 “es improcedente la declaración de oficio de la prescripción- pues en virtud del art. 3964 del C.C. el Juez no puede suplir de oficio  la prescripción de la petición de quien puede invocar el hecho extinto y no lo hace”.
7 Esta es  la opinión tradicional de nuestra doctrina, es decir que la prescripción sólo afectaría a la acción y no al derecho por eso subsiste como obligación natural; posición diferente encontramos con SPOTA, quien sostiene que la prescripción produce la pérdida del derecho en sí mismo, sin perjuicio del nacimiento de un nuevo derecho subjetivo, que es la obligación natural.
8 LLambías, Jorge J., Tratado de Derecho Civil. Obligaciones, t. III, 2da edición, Perrot, Bs.AS. 1977, pags. 305 a 307, n° 2008; Salvat, Raymundo  M., y Galli Enrique V., Tratado de Derecho Civil Argentino. Obligaciones en general t. III, 6ta edición , TEA, Bs As., 1958, pags. 394 y 395, n 252; Cazeaux, Pedro N. y Trigo Represas, Félix. Derecho de las Obligaciones, t. III 3era edición, Platense, La Plata. 1991, pag. 637 y 638, n° 1788; Borda, Guillermo A., Tratado de Derecho Civil. Obligaciones. Vol. II, 7ma edición, Perrot, Bs.As., 1994, pag. 8 y 9 n° 998.
9“Cumplidos los dos requisitos legales, silencio o inacción del acreedor y tiempo, la prescripción liberatoria nace y la liberación se gana sin más trámite” (Voto de los Dres. Enrique Santiago Petracchi y Antonio Boggiano).Samuel Gutnisky S.A. vs. Estado Nacional, Ministerio de Economía de la Nación y Sociedad Mixta Siderurgia Argentina (SOMISA) s. Incumplimiento de contrato -Corte Suprema de Justicia de la Nación; 07-03-2000
10 Si el deudor no invocó la prescripción cumplida en el momento procesal oportuno, debe interpretarse que renunció a la misma. Samuel Gutnisky S.A. vs. Estado Nacional, Ministerio de Economía de la Nación y Sociedad Mixta Siderurgia Argentina (SOMISA) s. Incumplimiento de contrato- Corte Suprema de Justicia de la Nación; 07-03-2000.
11 Por ejemplo garantes de un crédito; deuda garantizada con hipoteca; impuestos, etc
12“el art. 3949 del Código Civil no se opone a que la prescripción se promueva por vía de demanda cuando le interese al deudor tomar la iniciativa  para obtener la declaración  judicial de estar liberado civilmente  por haberse extinguido la respectiva  acción del acreedor” –dictamen del Fiscal de Cámara –CNCom. Sala C 21/11/00 HP, RJ s/ sucesión p/quiebra- LL 2001-D-95- aclaro que en este caso la cámara rechazó la demanda porque el actor no individualizó en forma precisa y concreta las obligaciones que consideraba prescriptas.
13 Recordemos  que el  art. 3966 en su anterior redacción, fijaba un privilegio injustificado a favor de los menores toda vez que la misma no corría contra los incapaces y los emancipados. Ello prolongaba por términos excesivos la incertidumbre sobre los derechos de las partes y  la ley 17711 lo eliminó.
14 En su antigua redacción permitía que pudiera oponerse en cualquier instancia y momento anterior a que la sentencia haya pasado en autoridad de cosa juzgada.
15 Por ejemplo El Código Procesal de la Provincia de Mendoza establece que: “Para la prescripción regirá lo dispuesto por el art. 3962 del CC” (art. 168 inc 2 in fine CPC de Mza.) y en el inc 3 del art. 168 faculta al demandado a interponerla como defensa de puro y especial pronunciamiento.
Por otro lado el art. 240 CPC de Mza. enumera entre las excepciones que se puedan plantear en juicio ejecutivo, dentro del plazo del art. 230, en las que se encuentra  la prescripción. Finalmente el art. 283  ap. III, inc 3 (ejecución de honorarios) también la menciona.-
16 Por un lado estaba el sector de los civilistas que consideraba que se podía plantear la prescripción aún vencido el plazo para contestar cuando el que la oponía no había contestado la demanda pero siempre que la presentación fuera la primera oportunidad en la que se presentaba en el juicio y por el otro los procesalistas con algunas variantes, que decían que no podía plantearse más allá del plazo para contestar la demanda.
17 Kemelmajer de Carlucci, Aída y Parellada, Carlos “LA oportunidad procesal para plantear la prescripción”, JA - 1979 -390
18“En un juicio por apremio en el cual el fisco, como actor, reclama sus créditos, el deudor deberá plantear la prescripción en la oportunidad procesal fijada para oponer excepciones. Si a ese juicio se presenta un tercero interesado (por ej. un acreedor hipotecario postergado por el crédito fiscal), la excepción debe ser planteada en su primera presentación, tal como surge sin duda alguna del art. 3962 C.C.. La problemática se presenta en determinar cuál es la interpretación y aplicación que debe darse a la expresión: primera presentación en el juicio. Ello así, las presentaciones de la actora posteriores al momento en que se incorporaron los informes sobre la deuda, pero anteriores al momento en que el DGI se presentó y reclamó su privilegio no configuran la primera presentación de la que habla el art.3962 C.C. En efecto, mientras el DGI no se presentara a reclamar, el actor no tenía frente a sí a ningún acreedor prioritario ni concurrente de quien defenderse”.Expte.: 92309 - DEPARTAMENTO GENERAL DE IRRIGACIÓN EN J. 9.254/113.436 BCO. BANSUD S.A. C/ MARÍA KELLY P/ INCIDENTE S/ CAS.Fecha: 23/12/2008 – SCJ de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: KEMELMAJER-ROMANO-PEREZ HUALDE  LS396-098
19 LS407-067
20 En realidad es un Proyecto derogatorio de los Código Civil y Comercial de la Nación.
21 Si la condición basilar para que se cumpla la prescripción liberatoria es el silencio o inacción del acreedor, basta para interrumpirla una manifestación de voluntad suficiente que desvirtúe la presunción de abandono de su derecho que se induzca de ese silencio o inacción, y esta manifestación de voluntad tanto puede exteriorizarse mediante demanda, entendida en su sentido técnico procesal, como cualquier otro acto que demuestre en forma auténtica que no ha abandonado su crédito y que su propósito es no dejarlo perder. (Voto del Dr. Hitters, al que adhirieron los Dres. Roncoroni, Kogan y de Lázzari -con sus ampliaciones-.) Larquin, Martín vs. Pérez, Gerardo Omar y otros s. Daños y perjuicios -Suprema Corte de Justicia, Buenos Aires; 10-11-2004; Boletín de Jurisprudencia de la SCJ de Buenos Aires (Dr. Jorge M. Galdós)
22“La carta documento enviada por el actor es suficientemente hábil para suspender el curso de la prescripción, por cuanto: a) revela la voluntad clara e inequívoca de que el deudor cumpla con la prestación debida, aún sin el cumplimiento de fórmula sacramental alguna; b)existe un \"emplazamiento\" en términos destacados, no una mera reserva de derechos; c)el monto reclamado coincide exactamente con el monto demandado en la acción deducida; d)aún cuando no exista una individualización detallada del crédito reclamado, en el texto enviado se indican los registros contables en los que se encuentra asentada la deuda reclamada, los que, a su vez, coloca a disposición del destinatario de la misiva para que pueda consultarlos Expte.: 103695 - WILLIAMS DANIEL ALBERTO EN J° 119.829/43.153 CARTOCOR S.A. C/ WILLIAMS DANIEL ALBERTO P/ COBRO DE PESOS S/ INC 20/09/2012 – SCJ de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: PEREZ HUALDE - NANCLARES
23 Expte.: 90191 - CORREA, MARÍA JUSTINA EN J° 110.786/30.314 CORREA, MARÍA JUSTINA C/ OJEDA, HUGO DEL CARMEN Y OTS. P/ D. Y P. S/ INC. CASFecha: 21/02/2008 – Suprema Corte de Justicia - SALA N° 1Magistrado/s: KEMELMAJER-ROMANO-PÉREZ HUALDEU- LS386-180
24 La prescripción se interrumpe con la interposición de demanda, concepto que se extiende a todo acto que evidencia que el acreedor no abandonó su derecho y que su propósito es no dejarlo perder.Expte.: 104677 - SAT EMIN EN J.. ATUEL FIDEICOMISO SA C/ EMIN SAT P/ EJ CBIARIA S/ CAS 17/12/2012 -  SCJ de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: NANCLARES - PEREZ HUALDE
25 Autos n° 89641 - CHIAPPINI, J.W. Y OTRO EN J° 24.101/21.729 CHIAPPINI J. Y OTRO C/ ÁNGEL GUALPA P/ SUMARIA P/ DAÑOS Y PERJUICIOS S/ CAS.Fecha: 30/06/2008 - SENTENCIATribunal: Suprema Corte de Justicia de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: KEMELMAJER-ROMANO-PÉREZ HUALDEU - LS390-179
26Se considera dentro del concepto lato de demanda y por tanto interruptivo de la prescripción liberatoria , entre otros, a los siguienes actos judiciales: el pedido de embargo y la inhibición general de bienes del deudor, los trámites preparatorios de la vía ejecutiva, el pedido de requerir la remisión de un expedietne del Archivo de las actuaciones judicilaes para proseguir la ejecución de una sentencia y pedir la anotación de un embargo, los procedimientos ulteriores a la sentencia tendientes a hacer efectiva la condenación de la misma” Expte.: 104677 - SAT EMIN EN J.. ATUEL FIDEICOMISO SA C/ EMIN SAT P/ EJ CBIARIA S/ CASFecha: 17/12/2012 –SCJ de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: NANCLARES - PEREZ HUALDE
27“pero por amplio que sea este concepto a los efectos interruptivos de la prescripción de acciones posesorias, no puede ser extendido, al pedido de autorización realizado por la administradora de una sucesión para interponer acción posesoria, toda vez que dicha administradora pudo actuar sin esa autorización judicial, ya que siendo todos los herederos mayores de edad, era suficiente que la apoderaran, o que firmaran juntos la demanda.” Expte.: 90837 - RODRIGUEZ, JOSEFA EN J° 111.085/30.493 LEYES, SONIA PATRICIA C/ RODRIGUEZ, JOSEFA P/ ACCIÓN POSESORIA S/ INC. CASFecha: 27/12/2007 Suprema Corte de Justicia de Mendoza - SALA N° 1Magistrado/s: KEMELMAJER-ROMANO-PÉREZ HUALDE- LS385-036
28 Los actos de interrupción de ella, deben ser directos contra el poseedor: las reclamaciones a un tercero, por el pago del precio o devolución de los terrenos, no puede interrumpir aquella (art. 3984 a 3989, Cod. Civ.). Cobal, Mariano vs. Voilloz, José /// Corte Suprema de Justicia de la Nación; 27-11-1884
29 La diferencia práctica entre el acto impeditivo de la caducidad y la interrupción de la prescripción estriba en que esta última tiene por consecuencia que comienza a correr de nuevo el plazo legal (art. 3998 del Código Civil) mientras que el primero hace que la caducidad no pueda producirse. Sud América T. y M. Compañía de Seguros S.A. vs. S.A.S. Scandinavian A.S. s. Cobro -Corte Suprema de Justicia de la Nación; 13-12-1988, es interesante también este otro precedente en donde se inició juntamente con la demanda el beneficio de litigar sin gastos y los efectos que generó la caducidad del principal “No cabe atribuir carácter interruptivo de la prescripción en los términos del art. 3986 del Código Civil al incidente de beneficio de litigar sin gastos iniciado simultáneamente con la causa principal que caducó, ya que resultaría una interpretación forzada del texto legal asignarle ese carácter al escrito inicial del beneficio cuando le corresponde a la interposición de la demanda propiamente dicha, ya que ese fue el acto procesal por excelencia por medio del cual la interesada exteriorizó su voluntad de mantener vivo su derecho.”Pastore, María Isabel vs. Provincia de Buenos Aires s. Daños y perjuicios /// Corte Suprema de Justicia de la Nación; 24-04-2003
30 El reconocimiento es un acto unilateral, que no necesita de la aceptación del acreedor Para que sea válido, debe ser hecho por persona capaz de disponer del derecho al que se refiere el reconocimiento
31Con respecto a las últimas dos causales hay autores que consideran que no serían verdaderas causales de interrupción porque no tienen como fundamento cuestiones personales, sino que tienen en cuenta la actividad del acreedor, típico fundamento de las causales de interrupción.-
32 El art. 3980 del Código Civil requiere, para su aplicación, que por razón de dificultades o imposibilidad de hecho se hubiere impedido temporalmente el ejercicio de la acción, circunstancias éstas que deben ser apreciadas y concretamente en relación con la persona del demandante y no por meras consideraciones de índole general relativas a la situación del país, a la existencia de autoridades de facto, o a la aplicación por éstas de un régimen de terrorismo de Estado en el caso concreto.Olivares, Jorge Abelardo vs. Estado Nacional -Corte Suprema de Justicia de la Nación; 16-08-1988; “El instituto de la dispensa de la prescripción cumplida, por reglar situaciones de carácter excepcional, es de interpretación restrictiva y la facultad conferida a los jueces (art. 3980 del Código Civil) debe ser ejercida con la máxima prudencia, debiendo ponderarse las ¨dificultades o imposibilidades de hecho¨ con relación a la persona misma del demandante.”Olaverría, Armando Néstor vs. Provincia de Chaco s. Daños y perjuicios /// Corte Suprema de Justicia de la Nación; 20-08-1991
33“Sólo tienen aptitud interruptiva de la prescripción adquisitiva los actos a los que el Código Civil les acuerda ese efecto y, en tal marco, la inscripción dominial no configura un supuesto de interrupción natural (art. 3985) ni de un acto civil contra el poseedor (arts. 3986 y sgtes.), limitándose a un acto administrativo unilateral que carece de virtualidad para extinguir la prescripción en curso.Estado Nacional -Ministerio del Interior- vs. Provincia de Buenos Aires s. Usucapión- Corte Suprema de Justicia de la Nación; 27-09-2005
34 En el caso de la Provincia de Mendoza, el propio código procesal de Mendoza, establece expresamente que el desistimiento de la acción debe ser expreso-art. 108 CPLMza.
35 Un caso especial generó en la jurisprudencia la instancia ante el SECLO, que dio lugar al fallo plenario 312 de la CNAT de fecha junio del año 2006, dictado  en “Martinez, Alberto c/ YPF S.A. “, el que sentó la siguiente doctrina:a- la citación para el trámite conciliatorio ante el SECLO no surte  los efectos de la interpelación  prevista en el artículo 3986, segundo párrafo, del Código Civil, b-en el contexto del artículo 7 de la Ley 24635 no se ajusta la suspensión del plazo de prescripción a la duración  del trámite  conciliatorio, aunque dure menos de seis meses. Pero esta limitación fue puesta de resalto como arbitraria en el fallo de la Corte de la Nación en el caso “Sallent, Adrian c/ Banco Itaú Buen Ayre SA”, del 2 de diciembre de 2008 el que consideró que el criterio restrictivo  afecta los arts. 31 y 75 inc. 12 de la Constitución Nacional. Con posterioridad  la Sala VI de la CNAT resolvió en agosto del año 2009, en los mismo autos, otorgar el carácter de interruptivo  a la reclamación ante el SECLO.

Para citar este artículo: Daniela Favier (2013)  La prescripción en el nuevo régimen para el personal de casas particulares, Equipo Federal del Trabajo, Año IX , Revista nº 103 págs.URL de la Revista: https://www./eft.org.ar
URL del Artículo: https://www.eft.org.ar/pdf/eft 2013

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013