Encabezado eft
Los alcaudones, el “dolor país” y la negociación colectiva. Praetor Peregrinus
Los alcaudones, el “dolor país” y la negociación colectiva. Praetor Peregrinus
El autor es profesor de Ciencias Políticas en Cornell University, Ithaca, NY, USA. Cubre investigaciones socio-políticas en Argentina

  “Los alcaudones son conocidos por su costumbre de capturar insectos y pequeños invertebrados y empalarlos en espinas. Esto ayuda a desgarrar la carne en trozos más pequeños y sirve para almacenar el alimento para que el ave pueda comérselo más tarde. Este mismo comportamiento sirve como una adaptación a comer saltamontes venenosos. El ave espera uno o dos días para que las toxinas del interior del saltamontes se degraden para así poder comérselo. Los alcaudones son territoriales, y esos territorios son defendidos de otras parejas.  Cuando hay varias especies de alcaudones, las disputas por el territorio pueden ser intensas”.
Fuente: Alcaudón, Wikipedia

Esta descripción zoológica ayuda a entender un poco más la realidad argentina, salpicada de pequeños alcaudones sectoriales o políticos que  empalan a los habitantes  para irlos  comiendo poco a poco hasta dejarlos puro hueso. Los argentinos son tan inocentes, crédulos o estúpidos que les aceptan sus cuentos o tan cómodos y egoístas que los dejan empalar a otros hasta que, ¡horror! Los  empalan a ellos. ”Nunca nos va a tocar”, piensan, hasta que les toca.

¿Y entonces? Acuden a los psiquiatras o a los pai santos umbamda para que les  “saquen” el dolor país, ese dolor que los paraliza. Algunas agencias de turismo han organizado viajes de sanación para que Francisco los bendiga y les haga “un pase mágico” y los salve.

Científicamente, ¿no habrá llegado la hora de reaccionar y asumir la propia responsabilidad? La reunión de la sra. Presidente con la CGT oficialista (11.02.2014) para “orientar” la negociación colectiva, ¿no es un claro ejemplo  de “injerencia indebida” del Estado, en los términos de los convenios 87 y 98 de la OIT? 

Cualquier paisano sabe que a los alcaudones  no hay que matarlos (¡pobrecitos!) sino encerrarlos en una gran Jaula para que, cuando tengan hambre y no encuentren más a quien empalar, se empalen entre ellos. Tal vez se les pueda dejar un bidón de agua, sacada de la fuente de Trevi (recuerdo de algún viaje de sanación), para que no se mueran de sed. Como el agua viene sin las monedas que las personas tiran en esa fuente, los alcaudones ¡ni monedas tendrán! Si tenían dólares o riqueza afuera, las perderán. “¿Dónde iremos a parar si se apaga Valderrama?” A la Jaula, obvio.
 
Esta propuesta podría figurar en un nueva edición de Inferno, de Don Brown, versión argentina, que se podría exportar a todos los  países del mundo para controlar desde las bases populares a los gobernantes.
12.02.2014

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013