Encabezado eft
Alerta sobre el huevo de la serpiente

Alerta sobre el huevo de la serpiente
Rodolfo Capón Filas
“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis moral”
BROWW, DAN, Inferno, Planeta, Bs.As., 2013, pág.10
Advertencia. Ante ciertos signos autoritarios y demagógicos, ante el temor que con nuestro silencio y nuestra mirada desviada,  estemos calentando el huevo de la serpiente (1), le he pedido al Licenciado MANFRED HUBER, quien fuera responsable de la Fundación Konrad Adenauer no sólo en nuestro país sino también en otros de la región, que nos hiciera llegar su opinión sobre el comportamiento popular durante el nazismo, período que el gran ROMANO GUARDINI, uno de mis maestros,  en varias de sus obras califica como “esos largos años”. En 48 horas, MANFRED contesta. Esta es su respuesta, que agradezco de corazón y comunico.
04.08.2013
  
Alerta ante los signos de una filtración  demagógica del autoritarismo del Estado
Manfred Huber, desde Königswinter, Alemania

Ochenta años después del ascenso de ADOLFO HITLER, como canciller de Alemania, sigue conmoviendo el fenómeno del nacionalsocialismo, como significante hecho de la época y fatal señal para la siguiente tercera guerra mundial, que puede afectar a una gran parte del mundo. 

A las generaciones posteriores no les resulta fácil, imaginarse las condiciones, circunstancias y motivaciones de los protagonistas. 
¿Cómo puede ser que un aparente psicópata pueda ser electo democráticamente por el Parlamento Alemán, y tras los reglamentarios traspasos de los correspondientes poderes, hacerse cargo de la titularidad del plenopotenciario nacional?
¿Fueron narcotizados los diputados de los partidos opositores? ¿O comprados con ’ceuma´, es decir, sobornados? HITLER lideraba un partido nacionalista, es decir de derecha: ¿cómo se puede entender que la izquierda, socialistas, comunistas e independientes cayeran en la trampa de este charlatán?
Ninguna de estas suposiciones lleva al esclarecimiento.

El panorama en aquella época era mucho más complejo.
Aquí algunos indicadores:

+    El Parlamentarismo en crisis,
+    La clase política desprestigiada,
+    Alto índice de desempleo,
+    Alto índice de inflación,
+    Deuda pública externa e interna alta,
+    Falta de fe del pueblo en la capacidad  de los políticos,
+     Incoherencia de las corrientes opositoras,
+    Corrupción del sector público,
+    Paternalismo y nepotismo estatal,
+    El sector privado sin prestigio propio,
+    Los sindicatos debilitados por la crisis y pugnas internas,
+    Ambiente de deseperanza generalizada.

El Canciller HITLER, como titular de la Nación y lider del partido NSDAP (Partido nacionalsocialista de trabajadores), tenía  la cancha abierta para iniciar su juego, hasta al final desastroso para su pueblo y a la vez medio mundo más. Esta trayectoria era una cadena de crímines inconcebiles e inimaginables.  Cabe destacar que la inmensa mayoría, yo diría más de 90 %, no tenía noción alguna sobre estas crueldades con judíos,  minusválidos, y otras minorías europeas. Era obra de una claque selecta de individuos suficientemente inescrupulosos y sometidos a un hermético régimen de silencio.
Yo, sin embargo siento, como la mayoria de mis compatriotas, todavía vergüenza por las barbaridades cometidas por mis paisanos durante esta época. Corresponsable no me siento, debido que tenía en este periodo entre 6 (al inicio) y 12 años (al final). 
Manfred Huber, desde Königswinter, Alemania
 Nota
1.Eugenio Xammar, El huevo de la serpiente. Crónicas desde Alemania  (1922-1924)
Eugenio Xammar llegó a Berlín en el invierno de 1922. Encontró una Alemania que sufría las consecuencias de la derrota y en la cual se gestaba el nazismo. Vivió de primera mano momentos históricos de gran importancia, como la inflación extraordinaria de la moneda alemana o la ocupación de las tierras del Ruhr por el ejército francés, decidido a cobrarse las indemnizaciones de guerra fijadas en el tratado de Versalles. Episodios como éste, que, pasados tantos años, han quedado desdibujados, reviven en la narración de Xammar con una viva inmediatez. En Berlín coincidió con Josep Pla—entonces corresponsal de La Publicitat—, con quien, de 1923 a 1925, desempeñó una actividad profesional paralela. Viajaron juntos a Renania y a Baviera, desde donde describieron entre otras cosas los consejos de guerra franceses a ciudadanos alemanes poco dispuestos a colaborar o el frustrado golpe de Estado de Hitler en una cervecería de Múnich, así como una turbadora entrevista que mantuvieron con el futuro dictador en una época tan temprana como 1923, en la que éste ya prefigura el holocausto. Estos textos están recogidos en el presente volumen, que nos abre una ventana con gran ángulo de visión sobre uno de los momentos más inquietantes de la historia europea reciente.

El huevo de la serpiente (Ormens ägg) es una película dirigida por Ingmar Bergman en 1977 y ambientada en el Berlín de los años 20.
Sinopsis
Berlín, noviembre de 1923. Abel Rosenberg llega a su pensión por la noche y se encuentra con que su hermano Max se ha matado de un tiro.
Al día siguiente, el inspector Bauer interroga a Abel sobre el suicidio. Por la noche Abel va a un cabaret donde se encuentra con Manuela y le cuenta lo de Max. Se encuentra con Hans Vergérus, un científico al que ha conocido de joven. Abel acompaña a Manuela a la casa. Manuela sostiene que trabaja en una oficina, pero Abel descubre que su lugar de trabajo es un burdel. Bauer lleva a Abel al depósito de cadáveres para identificar a una mujer. Abel pierde los estribos, pero lo sueltan cuando llega Manuela. Abel y Manuela pasan su primera noche juntos en un piso que les ha proporcionado Vergérus.
La pareja empieza a trabajar en una clínica que dirige Vergérus. Abel en el archivo y Manuela en la lavandería. En los clasificadores del archivo hay testimonios de los experimentos con personas que lleva a cabo Vergérus. Abel encuentra a Manuela muerta en la cama. Movido por la rabia y el dolor rompe un espejo, lo que deja al descubierto una cámara oculta. Cuando llega Bauer con sus hombres, Vergérus se suicida con una cápsula de veneno.
Abel se despierta en un calabozo. Bauer le ofrece un salvoconducto para llegar hasta Suiza y llevarlo al circo en el que ha trabajado antes. Camino a la estación del ferrocarril, Abel se escapa de su guardián y desaparece entre la multitud.

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013