Encabezado eft
Administración, Trabajo y Salud (II)
Segunda Parte
ROL SOCIAL SISTEMICO
En trabajos anteriores (vgr. Milocco, 2012) indicamos la necesidad de discutir las teorías sobre la Responsabilidad Social. Argumentamos y proponemos asumir una concepción de Rol Social Sistémico (RSS). Nos remitimos a ellos y a lo expresado anteriormente en este ensayo, aunque también nos parece importante realizar otras referencias.
¨La ciencia y la técnica, cuando son puestas exclusivamente al servicio del mercado, con los únicos criterios de la eficacia, la rentabilidad y lo funcional, crean una nueva visión de la realidad. Así se han ido introduciendo … un sentido estético, una visión acerca de la felicidad, una percepción de la realidad y hasta un lenguaje, que se quiere imponer como auténtica cultura. De este modo, se termina por destruir lo que de verdaderamente humano hay en los procesos de construcción cultural, que nacen del intercambio personal y colectivo¨ (V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 2007:31).
Asimismo, el documento de Aparecida nos indica que el desarrollo no puede reducirse a un mero proceso de acumulación de bienes y servicios y que la empresa está llamada a prestar una contribución mayor en la sociedad, asumiendo su responsabilidad social desde la perspectiva del bien común y no de la simple acumulación (V Conferencia, 2007:40)
Nos enseña y aclara Capón Filas (2012:23) que el problema no consiste en que el mundo esté interconectado, sino en las posiciones interesadas frente a la globalización, en la respuesta que brindan los intereses dominantes. Además, agrega  (pág. 25) que en nuestros países cargamos con el caudillismo político y con la subcultura del jefe y su iconización, en una confusión entre Estado y Gobierno, que origina frecuentemente que se manejen los fondos públicos como si fuesen propios.
Pareciera, como nos señala Capón Filas (2012:24) que tenemos horror de pensar, que no pensamos, deliramos; no dialogamos, hablamos solos; no participamos, buscamos quien nos mande.
Ante ésta realidad, ¿no tendremos que discutir cuál es el Rol Social de las Organizaciones, especialmente de las empresas?, ¿no necesitaremos que trasciendan sus viejos roles originados en la división social del trabajo del siglo anterior? ¿cómo combatimos el individualismo exacerbado? ¿cómo construimos la cultura del intercambio personal y colectivo que la V Conferencia nos reclama? ¿cómo construimos ciudadanía? ¿Cómo construimos el bien-estar y fundamentalmente el bien-ser que se pregona como salud?.
Concepto de Rol Social Sistémico (RSS)
Rol es la conducta activa y participativa, más o menos predecible (que un grupo espera en una situación determinada), que asume un sujeto en relación a su función y posición en la sociedad, con sus correspondientes derechos, obligaciones y responsabilidades, con el objeto de encajar en esa sociedad de la que forma parte. En el caso de una organización deberá verse reflejado en la visión, valores, misión, objetivos y actividades. Puede afirmarse que el rol es una responsabilidad social, pero no toda responsabilidad social conforma el rol. El RSS, es más exigente, más activo, más sistémico y holístico.  El rol es cambiante de acuerdo a cada realidad (en un tiempo y espacio determinados) y se expresa en sus cinco dimensiones: Económica, Educativa-cultural, Social, Político-Institucional y Bienestar General (Salud, Esparcimiento e Integración laboral-familiar).
El RSS dependerá de la concepción de Desarrollo Local Sistémico que la sociedad haya asumido.
Un ejemplo que procura explicitarlo
En la concepción asumida, la búsqueda de un sistema impositivo más equitativo es parte del rol de las empresas, porque ellas, además de producir bienes y servicios, deben buscar un escenario de oportunidades iguales, más equitativo y solidario, que asegure estabilidad, continuidad y desarrollo, en beneficio  de la sociedad toda y propio. En cambio, el cumplimiento de las obligaciones impositivas establecidas forma parte de la responsabilidad social, pero no del RSS.
Partnership
El concepto que nos permite complementar nuestra posición, es el de alianza/complementaridad o partenariado público privado (PPP),
Entendemos por partenariado público privado (PPP), al trabajo conjunto, aliado, complementario de dos o más organizaciones en pos de objetivos comunes. Es decir, hay una conjunción de esfuerzos, una forma de colaboración preestablecida, con el propósito de obtener (o coadyuvar a) los objetivos que la sociedad se ha fijado, dentro de los lineamientos, planes y/o programas que el Estado en su rol articulador ha establecido. 
En nuestra concepción, se resaltan cuatro características:
a)        conjunción de esfuerzos; es decir, se prioriza el trabajo conjunto por sobre el individual, la participación por sobre la separación, la cooperación (o la coo-petencia) por sobre la competencia
b)        preestablecido, entendido como construcción acordada previa a las acciones
c)        objetivos sociales; es decir, aportar al logro de los objetivos que la sociedad en su conjunto ha determinado
d)        lineamientos públicos, que significa privilegiar el accionar conjunto por sobre el aislado, la efectividad por sobre la eficiencia, la unidad de dirección por sobre el voluntarismo, un marco colectivo que unifique y no se dispersen esfuerzos.
Esta alianza/complementaridad entre el sector público y el privado (PPP), no es una privatización, y menos aún debe ser una forma de financiamiento del sector público al privado. Hay una autoridad ejecutiva en la toma de decisiones, que el sector público podrá compartir con uno o más partners privados, dentro de los lineamientos institucionales. Los partners privados asumirán sus riesgos de inversión, de mercado, de construcción, de mantenimiento, etc por los cuales podrán obtener una retribución previamente explicitada. En síntesis, la administración pública fija objetivos, otorga derechos, determina condiciones y consigue la inversión que le hace falta sin tener que recurrir al endeudamiento.
El PPP permite la articulación entre la esfera estatal y la privada, en sus tres dimensiones: funcional (división del trabajo para la gestión social), jerárquica (relaciones de poder entre ambas esferas) y material (donde surge el conflicto fundamental, donde se decide “quién, qué, cuándo, como” recibe); es decir, al conjunto de esfuerzos con el propósito de obtener (o coadyuvar a) los objetivos que la sociedad se ha fijado a través de los lineamientos, planes y/o programas que ha establecido el Estado en su rol articulador
Ello obliga a cumplir con el principio de las cinco fijaciones: en primer lugar definir el rol del Estado, en segundo lugar los objetivos sociales y de los organismos, en tercer lugar la/s estrategia/s, en cuarto lugar la estructuración institucional y de su aparato organizacional y finalmente la definiciones sobre la dotación de recursos. Como complemento, asumir que a través de las definiciones gestionales, se redefinen las fronteras entre lo público y lo privado, lo que obliga a la externalización de esas definiciones.
En la problemática trabajo-salud, creemos que es imprescindible esta alianza/complementaridad (PPP). Sólo así, podremos enfrentar las enfermedades laborales, substancialmente a través de la prevención.
En las visiones, misiones, objetivos y actividades, las organizaciones públicas y privadas deberán tener definidos sus aportes. Reiteramos, que no pueden quedar supeditados a la simple voluntad de las empresas y demás organizaciones.
 
2:50 p.m.
 
ALGUNAS REFLEXIONES
En un escenario que se caracteriza por un individualismo exacerbado (que impide la sinergia), la fragilización de las relaciones humanas, con un Estado semiausente, con actores económicos con fuerte incidencia social sin presencia en los territorios, que se traduce en una sociedad fragmentada y conflictuada, si creemos que otro mundo es posible, que otra economía es posible, entonces debemos aceptar la necesidad de profundas transformaciones. La administración tiene su cuota de responsabilidad en el mundo que forjamos y tendrá su cuota de responsabilidad en el que construiremos.
No podremos tener calidad de vida laboral, si no tenemos calidad de vida familiar y social. No podremos convertirnos en el centro del ecosistema si no tenemos calidad en el sociosistema.
Necesitamos imperiosamente una perspectiva sistémica holística, reconociendo la complejidad, desechando los enfoques parciales y lineales.
Es necesario cambiar la matriz disciplinar, ampliar y elevar la mirada, salir del ¨yo¨ en búsqueda del ¨otro¨, para ir hacia el ¨nosotros¨.
La administración, como disciplina, y fundamentalmente como función en las organizaciones, debe basar su preocupación en las personas, coadyuvando en la conformación de ciudadanos, sean empresarios, dirigentes, empleados, asesores o usuarios, aportando al desarrollo sustentable de la comunidad, plasmado en el progreso continuo de la calidad de vida de sus integrantes.
Un camino será fortalecer el diálogo social y los principios democráticos, en todos los ámbitos, inclusive en las organizaciones. Pero no serán sólo ello. Al fin, como dice el poeta Antonio Machado ¨caminante, no hay camino, se hace camino al andar¨
Necesitamos rever el principio de la eficiencia y reemplazarlo por el de Efectividad Sistémica. Considerada como el impacto que debe producir una organización para el cual fue creada y que le otorga su razón de ser, pero entendiendo la realidad como un todo estructurado y dialéctico, una concepción unificada que descarta los compartimentos en ¨lo político¨, ¨lo económico¨, ¨lo social¨, etc.. Efectividad sistémica que se concretiza en el impacto sobre la  satisfacción de las necesidades básicas y no básicas y cómo incide en la competitividad  de las organizaciones y en el mejoramiento de la calidad de vida
Deberemos discutir el Rol de las organizaciones y especialmente de las empresas (por ser las organizaciones más numerosas y de las PYMES por ser del territorio). Deberemos asumir el Rol Social Sistémico (RSS)
En ese marco (y si existe un plan de desarrollo, incluyéndolo) examinar qué es el trabajo y especialmente qué es el trabajador. Esta revisión y el plan de desarrollo permitirán fijar mejor el RSS.
De acuerdo a los aportes teóricos y al relevamiento realizado, vemos que la salud del trabajador no es prioridad para los dirigentes, ni en los sindicatos y, peor aún, para el propio trabajador en relación de dependencia.
Además, según Aquilino Schuren (2004), hay una realidad que deriva en una insanía provocada por la falta de trabajo.
Estas cuestiones fortalecen la necesidad de la perspectiva sistémica holística, de un trabajo conjunto, integrado, de los distintos constructores sociales .
El accionar separado nos lleva a que los dirigentes se preocupen cuando las ausencias los afectan, cuando consideran tiempo productivo muerto (incluso cuando el personal dedica horas a la capacitación en horarios de la jornada laboral). Se agrava ello, cuando consideran que la enfermedad es culpa del trabajador. Como prevalece en las organizaciones la externalización de las causas, entonces en sus miradas parciales, la organización no tiene responsabilidad alguna.
Se considera al índice de ausentismo como un síntoma de la culpabilidad del trabajador. No reconocen que el mismo tiene un componente muy importante del clima laboral, que produce enfermedades psicosomáticas. Todo ello, genera un círculo vicioso, que sólo puede romperse mejorando el clima laboral, a través de la transparencia, el diálogo y demás condiciones que resaltamos.
Es necesario generar una fuerza instituyente, con diversos constructores sociales, que permitan cambiar la realidad y mejorar las instituciones.
Esa mejora de las instituciones significa perfeccionar las fuerzas formales (legislación) y las informales (el no cumplimiento de la legislación y de las funciones, el aunar en todos los niveles estado con dirigente político, la corrupción, etc)
Que haya Estado y Gobierno, no dirigencia gubernamental como sinónimo de personalismo y en muchos casos de verticalismo autoritario (aunque en las formas puedan disimularse)
Que el trabajador se preocupe por su bien-ser y no exclusivamente por su remuneración.
Que ello podrá ser, si los sindicatos asumen un RSS y amplíen sus anhelos, volviendo a recuperar funciones que desempeñaron.
Necesitamos un sistema educativo que asuma un rol transformador, especialmente las universidades, que privilegie la creatividad y no la repetición.
Que se produzca conocimiento desde la propia realidad latinoamericana; que no se reproduzca dentro de la matriz disciplinar establecida. O de acuerdo a intereses internacionales como nos señala Adolfo Chorny (2013).
Luchar efectivamente contra la pobreza, la exclusión y las desigualdades, no sólo generando documentos e informes.
En las facultades de Ciencias Económicas, recuperar la perspectiva humanista de nuestras disciplinas, no ser meras transmisoras de técnicas. Formar profesionales consustanciados con la realidad de su comunidad, retomando valores no económicos.
El nivel secundario debe fortalecer sus esfuerzos para coadyuvar a la formación integral del educando, lo que incluye formación responsable, solidaria y ciudadana.
También que en ese nivel, se reconozca que en un sistema capitalista, existirá y es necesario la empresa privada y que ella debe obtener ganancias; pero que no pueden actuar con total autonomía, ni obtener ganancias de cualquier modo y sin límites.
Se deberá profesionalizar la administración pública. No podemos seguir con directores designados por afinidades políticas y personales. Debemos tener en claro que las definiciones políticas de la sociedad se definen en otros ámbitos y se responsabilizan de orientarlas los niveles superiores de la administración. Los niveles intermedio e inferiores tienen que tener la capacidad de ejecución, el manejo técnico, para su implementación. Es imprescindible y urgente que los distintos cargos, al menos hasta el nivel de dirección general, dejen se ser premios para la militancia o la amistad.
Es necesario que haya verdadera planificación (incluyendo la estratégica y táctica) en todos los estamentos estatales, con objetivos claros y precisos. Que haya un sistema de control del cumplimiento de esos objetivos. La realidad nos ha mostrado que solo el control legal no alcanza para lograr una administración pública efectiva sistémicamente.
Es urgente combatir la corrupción, incorporada en todos los niveles de los distintos Estados. Y en las empresas. Que desaparezca el crecimiento de empresas basado en lobbys, que sabemos significan acuerdos espurios en detrimento del patrimonio nacional.
Debemos combatir la rentabilidad empresarial en base a las evasiones y elusiones impositivas. Fundamentalmente estas últimas por parte de las grandes empresas. Y el uso de una supuesta Responsabilidad Social, usando recursos de los clientes y luego afrontar menos impuestos al detraer esos importes en las declaraciones del impuesto a las ganancias.
La gestión pública debe incorporar mecanismos que permitan:
•        una mayor participación de la ciudadanía,
•        mayor información al ciudadano (no es publicitar las obras realizadas)
•        la transparencia en el manejo de los recursos públicos
•        la consolidación de las instituciones estatales,
•        una búsqueda prioritaria de la cohesión social, en un ambiente de libre deliberación y promoción del debate,
•        una construcción colectiva, mediante acuerdos programáticos
•        y la amplia utilización de las TICS
 
Estamos convencidos que si no logramos encaminar nuestro accionar en relación a las reflexiones y propuestas, no lograremos la calidad de vida laboral que como trabajadores nos merecemos.
Un nuevo enfoque del management no puede surgir de fórmulas compradas en un mercado en el que el know how es solo una mercancía, porque las virtudes no son objeto de transacciones. Así como nadie puede comprar la autoridad moral, sino que ella es un atributo que es reconocido y otorgado por los otros, la posibilidad de un nuevo modo de gerenciamiento público y privado debemos buscarla en el despliegue de la libertad personal que somos capaces de promover en el encuentro con quienes nos acompañan en un mismo proyecto de vida, de cualquier orden. Un proyecto compartido para mejorar la calidad de vida de la comunidad en la que nuestra organización opera, cumpliendo primera e intensamente con las obligaciones primigenias (el rol) y luego con las demás obligaciones sociales
¨Como es difícil separar totalmente la cizaña del trigo, el camino bueno del camino malo, estamos obligados a hacer una opción fundamental por uno de ellos. ….
… Si optamos por el buen camino, los pequeños pasos equivocados o los tropiezos no destruirán el camino y su rumbo. Lo que cuenta realmente frente a la conciencia y ante Aquel que a todos nos juzga con justicia es esta opción fundamental …¨ (Boff, 2012)
NOTAS
[1] (La solidaridad) ¨Ante todo se trata de la inter-dependencia, percibida como sistema determinante de relaciones en el mundo actual, en sus aspectos económico, cultural, político y religioso, y asumida como categoría moral …
Cuando la  inter-dependencia es reconocida así, su correspondiente respuesta, como actitud moral y social, y como virtud, es la solidaridad. Esta no es, pues, un sentimiento superficial por los males de tantas personas, cercanas o lejanas. Al contrario, es la determinación firme y perseverante  de empeñarse por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos. Esta  determinación se funda en la firme convicción de que lo que frena el pleno desarrollo es aquel afán de ganancia y aquella sed de poder de que ya se  ha hablado. Tales actitudes y estructuras dis-valiosas solamente se vencen mediante una actitud diametralmente opuesta: la entrega por el bien del prójimo, que está   dispuesto a  perderse  por el otro en lugar de explotarlo, y a servirlo en lugar de oprimirlo para el propio provecho ….
El mismo criterio se aplica a las  relaciones internacionales¨. (Capón Filas, 2011: cap. II)
 
[2] Vgrs. Administración y Desarrollo. Hacia una administración latinoamericana, disponible en https://www.newsmatic.e-pol.com.ar/index.php?pub_id=99&sid=0&aid=74472&eid= 62&NombreSeccion=Resultados%20de%20la%20Busqueda&Accion=VerArticulo
[3]   ¨Aunque el problema de las consecuencias sociales … se ha planteado de vez en cuando .. no se ha analizado a fondo las implicaciones políticas de esa inquietud en casi ningún foro en la bibliografía organizacional¨ (Pfeffer, 2000:54)
[4] Vgr. Perez Enrri, Daniel (2000). Economía en el pensamiento, la realidad y la acción. Ed. Macchi. Pág. 6
[5] Incluso para organismos internacionales como la OCDE, por ejemplo en su publicación ¨¿Mi bebé o mi Jefe?. Cómo conciliar la vida familiar con el trabajo¨, editado en español por FCE, 2005.
En la misma concepción la OIT.  Por ejemplo, en su propuesta para repartir la menor actividad consecuencia de la crisis, indica: ¨La repartición del trabajo es una reducción de las horas de trabajo con el fin de distribuir un menor volumen de trabajo entre el mismo número o un número similar de trabajadores con el objetivo de evitar despidos o también como medida para crear nuevos empleos. El concepto de repartición del trabajo, que se originó durante la Gran Depresión y está reflejado en el espíritu del Convenio sobre las cuarenta horas (No. 47), 1935 de la OIT, fue adoptado en el momento más álgido de esa crisis. En el contexto de la actual recesión económica – y consecuente crisis del empleo – ha aumentado el interés por la repartición del trabajo como una herramienta política del mercado laboral dirigida a mantener los puestos de trabajo existentes¨ (https://www.ilo.org/Search3/search.do?searchWhat= concepto+de+trabajo&locale=es_ES   acceso: 18.setiembre.2013)
[6] Nota del autor: En el documento se indica ´Gustavo Genoni, ex director del MBA en la universidad argentina Torcuato di Tella´.
[7] Alienación que entendemos debe ser entendida en su concepción psicosociológica, cuando el sujeto está inmerso en un sistema de poder social que le impide pensar libremente acerca de ese sistema o de su posición como individuo y sus referencias identificatorias. Se trata de un individuo objetivizado por otro,  instrumento de ese otro y sin derecho al pensamiento, ni a la palabra. Es siempre en nombre de «una buena causa» que el sujeto se aliena, enajena su pensamiento. Aunque las autoras lo precisan más en la concepción de Marx.
[8] Es una palabra japonesa que significa \"muerte por exceso de trabajo\" y se usa para describir un fenómeno social en el ambiente laboral que existe desde hace varias décadas en Japón, que consiste en un aumento de la tasa de mortalidad por complicaciones debidas al exceso de horas de trabajo, sobre todo a derrames cerebrales y ataques cardíacos. El Ministerio de Sanidad de Japón reconoció este fenómeno en 1987 (Fuente: Wikipedia)
[9] La hipótesis de Chris Argirys es que los directivos piensan y actúan de manera diferente. Sostiene que en realidad actúan con dos teorías. En el plano abstracto, con una teoría asumida, es decir la que predica, conformada por los fines, los supuestos y los valores que según la persona dice guía su conducta y en la praxis con la teoría de uso, la que realmente practica, conformada por los supuestos implícitos que en realidad guía la conducta observada.
[10] De acuerdo a investigación en curso, los índices de ausentismo y de rotación son bajos, y hay un alto grado de satisfacción del personal, que no está basado en la remuneración.
[11] Igualmente, sostienen la existencia de bajos índices de rotación y ausentismo, la inexistencia de sustracciones de importancia.
[12] Competitividad entendida como sinónimo de idoneidad, aptitud, capacidad. Complementariamente, sostenemos el concepto de Competitividad Sistémica, contraponiéndolo al de competitividad en su acepción tradicional (individualismo, aislamiento, desunión, antagonismo, oposición, rivalidad, enemistad, lucha, la estrategia de ganar-perder)
[13] Preferimos el término de ¨constructores¨ al de ¨actores¨ por considerar que el primero se adecua más a la concepción proactiva y de constructo más autónomo que sostenemos, ya que actores puede inducir al cumplimiento de un papel predeterminado. En otros términos, sostenemos que se construye aún en la inacción involuntaria. No obstante podemos usarlos indistintamente. Dentro de ellos encontramos a: empresarios de Micro, pequeños y medianos emprendimientos, Dirigentes empresariales, empresas, Profesionales, Dirigentes y organismos gubernamentales, Dirigentes sindicales, Directivos, integrantes y entidades del sistema educativo, de salud , OSC. En cuanto a empresas, las del territorio son mayoritariamente PYMES
 
BIBLIOGRAFIA
Aquilino Schuren, Natalia. (2004). Cuerpo, salud y salud mental en la problemática del trabajo. Revista Científica de UCES, 8(1), 9-21
Aumada, Jorge y Magrini, Mariana (2013). Estado, Salud Mental y Trabajo. Relaciones entre flexibilidad laboral y salud mental de los trabajadores. Disponible en https://aaeap.org.ar/wp-content/uploads/2013/03/ahumada_magrini.pdf acceso el 12.setiembre.2013
Balduzzi, María Matilde (2012). Psicología y Trabajo: Una relación posible. Espacios en blanco, Serie indagaciones [online]. 2012, vol.22, n.2 [citado  2013-09-24], pp. 287-290. Disponible en: https://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1515-94852012000200003&script=sci_arttext ISSN 1515-9485.
Baudelot, Christian (2012). Diálogos con Christian Baudelot. Entrevista realizada por el CEMUPRO. Disponible en https://www.cemupro.com.ar/actividades/dialogos Acceso 05.setiembre.2013
Boff, Leonardo (2012). El camino como arquetipo. Artículo publicado el 07/12/2012
Capón Filas, Rodolfo (2012). Solidaridad y Transformación del Sistema Global. Tomos I y II. M Ediciones.
Capón Filas, Rodolfo (2011). Transformar el Sistema Global mediante la Solidaridad
Chorny, Adolfo (2013). Reflexiones: la salud de la gente, gente de salud. Video. Disponible en https://www.paho.org/arg/index.php?option=com_content&view= article&id=945&Itemid=439 . Acceso 13.setiembre.2013
Dejours, Christophe (2010). Contribución de la clínica del trabajo a la teoría del sufrimiento. Disponible en https://www.topia.com.ar/articulos/contribuci%C3%B3n-cl%C3%ADnica-del-trabajo-teor%C3%AD-del-sufrimiento Acceso 12/09/13
Dejours, Christophe (2013). ¨Trabajar no es sólo producir¨, entrevista realizada por Sandra Cicaré publicada en La Capital (Rosario, Argentina), 12.mayo.2013. Disponible en https://www.lacapital.com.ar/economia/Christophe-Dejours-en-Rosario-Trabajar-no-es-solo-producir-es-vivir-juntos-20130512-0002.html
Maglio, Francisco (2005). Determinantes sociales de la salud y la enfermedad. Disponible en https://www.fac.org.ar/ccvc/llave/c074/maglio.php . Acceso 13.setiembre.2013
Milocco, Gualberto (2012). Administración y desarrollo. Hacia una administración latinoamericana, en Revista del Equipo Federal del Trabajo nº 85 del 04-06-12, disponible en https://www.newsmatic.e-pol.com.ar/index.php?pub_id=99&sid=0&aid=74472&eid=62&NombreSeccion=Resultados%20de%20la%20Busqueda&Accion=VerArticulo
Moreno, Concha (2013). Presentación del curso habilidades Directivas para el responsable de prevención. Video. Disponible https://www.paho.org/arg/index.php?option=com _content&view=article&id=945&Itemid=439 Acceso 13.setiembre.2013
North, Douglass (1993); Desempeño económico a través de los años; conferencia en oportunidad de recibir el Premio Nobel en Ciencias Económicas; Estocolmo, diciembre. Disponible en https://www.eumed.net/cursecon/textos/north-nobel.htm
OIT (2013d). Prevención de enfermedades profesionales. Disponible en https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_norm/---relconf/documents/meetingdocument/wcms_204788.pdf Acceso 13.setiembre.2013
OIT, Oficina Argentina (2013a). Trabajo Decente. https://www.oit.org.ar/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=211&Itemid=198,  acceso 18.setiembre.2013
OIT, Oficina Argentina (2013b). Día mundial sobre la seguridad y la salud en el trabajo. Disponible en https://www.oit.org.ar/portal/index.php?option=com_content&view= article&id=119:dmundial-sobre-la-seguridad-y-la-salud-en-el-trabajo&catid=23:noticias. Acceso 13.setiembre.2013
OIT, Oficina México (2013c). OIT urge a una acción mundial para combatir las enfermedades profesionales. Disponible en https://www.oit.org.mx/index.php?option= com_content&view=article&id=341:oit-urge-a-una-accion-mundial-para-combatir-las-enfermedades-profesionales-&catid=59:noticias&Itemid=58 Acceso 13.setiembre.2013
Revista AméricaEconomía (2010), newsletters del 13/01/10.
Revista AméricaEconomía (2012), insight MBA del 18/05/2012.
Schvarstein, Leonardo (1997). Psicología social de las organizaciones. Editorial Paidos.
Schvarstein, Leonardo (2006). La inteligencia social de las organizaciones. Editorial Paidos
V CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE (2007); Documento conclusivo de Aparecida (Brasil);
 
Agradecimientos
a.    A los dirigentes y profesionales que tan amablemente brindaron su tiempo, conocimientos y opiniones en las entrevistas
b.    A quienes me ayudaron en la preparación de la presente ponencia, la enriquecedora colaboración de los amigos JORGE H. BRETON y JOSE JIMENEZ (parece mentira pero son Contadores) y a mis hijas ANABEL y AGOSTINA. Con todos compartimos esperanza porque otro mundo es posible y por la elección del buen camino, recordando lo que nos enseña Galeano
¨Ella está siempre en el horizonte.
Me acerco a dos pasos, ella se aleja dos pasos.
Camino diez pasos y se corre diez pasos más allá.
Por mucho que yo camino, nunca la alcanzaré
¿Para qué sirve entonces la utopía?
Para eso sirve, para caminar.
 

 

ISSN 1669- 4031
Equipo Federal del Trabajo

Asociación Civil sin fines de lucro
Paraná 557, piso 3º, dto.C 1400 Ciudad de Buenos Aires
R 4373 4726     

E Mail: holisticaeft@gmail.com

X

Ediciones Anteriores

Edicion Nº   109     miércoles, 04 de junio de 2014

Edicion Nº   108     domingo, 04 de mayo de 2014

Edicion Nº   107     viernes, 04 de abril de 2014

Edicion Nº   106     martes, 04 de marzo de 2014

Edicion Nº   105     martes, 04 de febrero de 2014

Edicion Nº   104     sábado, 04 de enero de 2014

Edicion Nº   103     miércoles, 04 de diciembre de 2013

Edicion Nº   102     lunes, 04 de noviembre de 2013

Edicion Nº   101     viernes, 04 de octubre de 2013

Edicion Nº   100     miércoles, 04 de septiembre de 2013

Edicion Nº   99     domingo, 04 de agosto de 2013

Edicion Nº   98     jueves, 04 de julio de 2013

Edicion Nº   97     martes, 04 de junio de 2013